Quién soy

Si fuera un palabra, creo que sería Sonrisa; si fuera un número, sería el dos, los números impares rompen mi equilibrio; si fuera una bebida sería la Caipirinha de fresa, con un toque ácido, pero con un fondo muy dulce; si fuera un animal sería la Ballena Beluga; si fuera algo de la casa sería una mantita de sofá, pequeña, protectora y perfecta para la intimidad; si fuera una zona del cuerpo sería las manos, manos para acariciar, para crear, para construir, para ayudar, para acompañar...; si fuera una obra de arte sería el dibujo de un niño en la puerta del frigorífico, insignificante para la mayoría pero especial para unos pocos; si fuera una flor sería una rosa blanca, con la misma esencia que la rosa roja pero mucho más discreta y sencilla; si fuera una película sería una película con final feliz; si fuera una fruta sería una fresa, tengo mis temporadas buenas y mis temporadas malas; si fuera un recuerdo sería las navidades de mi infancia; si fuera un color sería el blanco, quizá no sea el color de moda, pero siempre está ahí; si fuera un sentimiento sería el Amor, en todas sus formas y direcciones posibles; si fuera un sentido sería el tacto, porque a veces nos fijamos demasiado en lo que vemos y oímos y nos olvidamos de sentir…; si fuese un satélite sería la luna, tranquila y silenciosa; si fuera uno de los 7 pecados capitales sería la pereza, y una lucha continua contra ella; si fuera un olor sería el de tierra mojada, un olor que me trae recuerdos, que me transporta a lugares; si fuera un árbol sería un ciruelo, porque aunque haya momentos en que las pierda, sus flores siempre vuelven a aparecer; si fuera algo suave sería la piel de un bebé; si fuera un personaje de cuento sería cenicienta, perdiendo el zapato porque no puedo perder la cabeza…; si fuera una ciudad sería nuestra ciudad; si fuera música sería el sonido de fondo de un violín en una canción; si fuera una prenda de vestir sería unos zapatos de tacón, para pisar con decisión, aunque a veces tropiece; si fuera un fenómeno atmosférico sería la lluvia, porque despeja, relaja y se lleva por delante todo lo que sobra; si fuera una estación sería el invierno, porque en esa estación el calor se valora mucho más…; si fuera un personaje de ficción sería Mary Poppins, porque me enseñó que a todo en esta vida se le puede echar un poco de azúcar; si fuera un medio de transporte sería el avión, porque te permite escapar del mundo durante unos minutos y ver desde arriba lo realmente pequeños que somos.